Aprendemos a cuidar y querer nuestro cuerpo.


En las salas de 3, comenzamos a expresar y reconocer diversas emociones así como a avanzar progresivamente en la construcción de una imagen de sí mismos. Es así que proponemos trabajar con espejos y jugar cooperativamente entre pares; a través de ellos los niños puede disfrutar del juego en diversas y múltiples situaciones.

Seños Caro, Vero R. y Bety

 
Taborin

GRATIS
VIEW