Mensaje del Equipo de Pastoral Institucional.


Seguimos acompañándolos en tiempo de cuarentena

Córdoba, 30 de marzo de 2020

Mensaje Pastoral para las familias y los docentes del Colegio Gabriel Taborin

Querida Comunidad:
En estos contextos de vulnerabilidad global que estamos viviendo, nuestra escuela -prosiguiendo con su servicio educativo mediante aprendizajes mediados tecnológicamente- quiere también hacerse presente con un anuncio de esperanza en medio de estas circunstancias de perplejidad, incertidumbre y temor.

De todos los abundantes mensajes que han circulado estos días en las redes sociales, queremos compartirles las palabras del padre jesuita Rafael Velasco, ex alumno de nuestra escuela que expresa:

“Nadie duda que estamos viviendo un tiempo muy particular, en el
que se están dando situaciones inusitadas. La primera situación, es
que en este tiempo cada uno puede decirse “yo soy un peligro
potencial para otros”. Esto es serio, porque si me muevo o me
desplazo de mi cuadrado asignado como mi domicilio puedo ser
vector de contagio para otros…. Pero también ocurre –y esta es la
otra cara de la moneda- que ahora “los demás son un peligro para mí
y los míos”. Y ahí entra otro sentimiento: el miedo. Por miedo me
encierro más y comienzo a alejar a los otros… comienzo a verlos
como potenciales enemigos. Se ponen en marcha ciertos mecanismos
primitivos de conservación… El miedo es un conductor muy poderoso
y peligroso… Las relaciones construidas sobre el miedo, ¿a dónde nos
llevarán?
Construir desde el cuidado del otro o desde el miedo…ahí está la
gran encrucijada…
Estamos en un tiempo de aislamiento obligatorio. Y –como no hay mal
que por bien no venga- este puede llegar a ser un buen tiempo para
que se den los encuentros más importantes. Para muchos la persona
más desconocida es la que miran cada día en el espejo. Vivimos tan
alienados, tan fuera de nosotros que somos extraños para nosotros
mismos. Este es un buen tiempo encontrarse con uno mismo, para
escucharse, comprenderse y aceptarse más. Aprender a ser amigo de
uno mismo, de esa amistad surge la paz interior y el deseo de no
exiliarse más de sí mismo, aún en medio de muchas actividades. El
viaje más largo es el que conduce a las profundidades del propio
corazón. Y el tiempo de aislamiento es una buena ocasión para
emprenderlo con decisión.
El segundo encuentro fundamental es con las personas con las que
uno eligió compartir la vida. Estar confinados juntos nos pone ante el
desafío de “estar de verdad” no solo el uno con el otro, sino el uno
para el otro. Escucharlos, escucharnos, no sólo lo que se dice, sino
Colegio Gabriel Taborin
La familia SAFA llamada a vivir la alegría del Evangelio
Año 2020
también lo que está detrás de lo que no se dice. Aprender a
conocernos más en profundidad, en los buenos y en los malos
momentos.
El tercer encuentro fundamental es con Dios; ese Dios que habita en
lo profundo del propio corazón y en el corazón de las personas. Dios
se deja encontrar en todas las situaciones, pero tiene su domicilio tan
cerca que lo olvidamos: el propio corazón, y la vida de las personas
que son nuestros próximos.
Como se ve, es mucho lo que se puede ganar con este tiempo de
aislamiento?”1

Como escuela creyente, pedimos en estas circunstancias a la Sagrada Familia de Nazaret salir fortalecidos de esta situación. Estamos frente al desafío de tener formas creativas y nuevas de presencia, acompañamiento, contención y cuidado recíprocos.
Como escuela trabajamos con la misma pasión en esta especial coyuntura. Lo esencial de una escuela nazarena es el vínculo y este no ha cambiado para nosotros.

La Sagrada Familia de Jesús, José y Maria -que tuvo que aislarse de su contexto por seguridad (cf. Mateo 2,13-15) cuando el niño era pequeño y debió mantener una distancia con los suyos hasta tanto pasara el peligro-, nos ilumina y nos alienta para comprender en este contexto que la distancia social no es individualismo, sino cuidado solidario.

Hay que cambiar el miedo por la conciencia; la indiferencia por el cuidado y el temor por la esperanza. La Semana Santa de este año, tiene la posibilidad de ser distinta y de ser mucho más sincera. Que la Cruz y la Resurrección del Señor, en medio de esta situación apremiante, nos ayuden a ser más profundos y más auténticos en el compromiso con nuestra fe y con la vida de todos.

Equipo de Coordinadores de Pastoral

1 Cf. Rafael Velasco (18.03.2020) en Facebook https://www.facebook.com/rafael.velasco.3152130